shutterstock_735743386

    Inicio / Ciencias de la Salud / Tratamiento del dolor / Telemedicina / Anestesia / Profesionales de la salud: perfiles y competencias

    Profesionales de la salud: perfiles y competencias

    by Uvirtual
    0 Comments

    Cuenta la leyenda que Asclepio, el Dios griego de la medicina, se encargó de trazar un camino de plagado de obstáculos y zozobra a la hora de aconsejar a su hijo intrigado por su futuro profesional.

    Las vicisitudes diarias de alguien abocado al cuidado de la salud de las personas también son reflejadas en diversos pasajes de la vida de la enfermera Florence Nightingale. Ha transcurrido un tiempo, la ciencia nos ha alejado de la mitología y por suerte la Guerra de Crimea ha quedado muy atrás. Lo que no ha cesado es el flujo de personas que ven a la salud como un área de ejercicio laboral. ¿Qué perfil y competencias necesitan los profesionales de la salud entonces ahora en este mundo que intenta transitar una pandemia?

    Un primer paso interesante sería establecer que es lo que se entiende por perfil y competencias de un profesional de la salud. No sin antes recordar que existe una multiplicidad de disciplinas que interactúan diariamente en el cuidado de la salud de las personas. Si bien cada una tiene perfiles y competencias específicas, esto no inhabilita que sean abarcadas por algunos preceptos generales.

    Perfil de los profesionales de la salud

    El perfil profesional define el conjunto de características, rasgos, valores, motivaciones y comportamientos que identifican a un trabajador de la salud. Evidentemente esto es algo que se va conceptualizando en las diversas instancias formativas que toca transitar y termina de materializarse ya en el mundo de la práctica profesional.

    Un perfil deseado no está exento de los matices específicos de cada institución. Pero a todo profesional de la salud hoy se le pide:

    • Una concepción integral del proceso salud-enfermedad que tenga en cuenta aspectos biológicos, psicológicos, socioculturales y ambientales de las personas.
    • Un compromiso inalienable con el cuidado de la salud en un marco de atención interdisciplinaria y comunitaria.
    • Una vocación por adquirir una sólida formación científica, siempre permeable a la incorporación de nuevos conocimientos.
    • Una visión humanística y deontológica que permita el desarrollo de una práctica con mayores estándares de calidad.

    Importancia de las competencias no tradicionales

    Las competencias profesionales en tanto son el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, aptitudes y actitudes, que permiten un desempeño laboral idóneo en el ámbito de la salud. Es una construcción que involucra el saber y el hacer, pero que también pone en juego ingredientes de la dimensión afectiva. Representados entre otros por sentimientos y valores.

    Te puede interesar: Ventajas de la simulación para el desarrollo de aptitudes médicas

    profesionales-de-la-salud-perfiles-y-competencias-3

    La práctica sanitaria diaria es una amalgama de profesiones y especialidades con competencias específicas. Es cierto que cada profesional sanitario viene provisto de desafíos particulares. Pero la necesidad de brindar una atención integral a las personas hace que la interdisciplinariedad quizás sea el único camino viable para tal fin.

    Lo citado además permite resaltar algunas competencias transversales deseables en los profesionales de la salud:

    • Profesionalismo: se manifiesta a través del grado de compromiso del trabajador para cumplir con creces sus responsabilidades. Lleva implícito la adherencia a principios éticos y la capacidad para comportarse de manera receptiva y sensible ante pacientes y colegas. Tener profesionalismo es apostar a la excelencia y al desarrollo profesional continuo.
    • Comunicación: lograr un efectivo intercambio de información con pacientes, familiares, u otros profesionales de la salud, resulta vital en cualquier ámbito de la práctica asistencial diaria. Se imponen la escucha activa y un adecuado manejo de la comunicación no verbal.
    • Práctica basada en el contexto del sistema de salud: todo profesional de la salud debe tener siempre presente el contexto y nivel de complejidad del sistema de salud en el que se desempeña. Solo de ese modo podrá optimizar mejor los recursos disponibles, comprender las prácticas de otros profesionales y ayudar a los pacientes a transitar el camino hacia la recuperación de la salud.

    Las competencias profesionales pueden ser aprendidas y evaluadas

    El rol central de un profesional sanitario consiste en participar en la promoción de la salud, la prevención y tratamiento de enfermedades, así como la rehabilitación de las personas luego de cursada una determinada patología. Para lograrlo, además de conocimientos y las habilidades de los profesionales de la salud específicas para cada disciplina, necesitará adquirir competencias transversales.

    Te invitamos a leer: Importancia de la ecografía en el tratamiento del dolor

    profesionales-de-la-salud-perfiles-y-competencias-2

    En la actualidad se han equiparado en importancia competencias históricamente valoradas como el conocimiento, o la habilidad técnica, con otras actitudinales o de compromiso. Tanto es así que el profesionalismo y la capacidad de comunicarse adecuadamente generalmente son las que marcan la diferencia en la calidad de atención brindada. Por supuesto siguen teniendo gran peso el saber hacer de los profesionales.

    Pero ya no alcanza con esa visión simplista en donde solo con tener un bagaje de conocimientos y habilidades técnicas basta. Ahora también hay que saber estar e interrelacionarse con pacientes o colegas. Lo exigen diariamente las personas que concurren en búsqueda de soluciones a un problema de salud.

    Lo bueno es que esas competencias profesionales pueden ser aprendidas y además evaluadas. Son numerosas las instituciones educativas que han tomado cuenta de ello y en el último tiempo han adaptado perfiles de egresados para contemplarlas. Sin dudas la práctica sanitaria actual ha evolucionado en los últimos 40 años. Hemos asistido a revoluciones tecnológicas y a transformaciones sociales, pero la fragmentación de los sistemas de salud y la pobre comunicación aún atentan contra la calidad de atención.

    Son cuestiones básicas para mejorar durante estos tiempos de pandemia por COVID-19. La salida y recuperación de dicha catástrofe sanitaria, con sus daños colaterales asociados, seguramente demandará profesionales de la salud competentes. Para aquellas "almas generosas" que mencionaba Asclepio resultará una tarea demandante.

    El éxito no dependerá solo de conocimientos y habilidades técnicas específicas. Habrá también que munirse de una lámpara y transitar el oscuro camino escuchando y reconfortando.

    Como lo hacía Florence.

    Nueva llamada a la acción

    Referencias:
    Consejos de Esculapio a su hijo. Disponible en: http://www.med.unlp.edu.ar/index.php/biblioteca3/lecturas1/consejos-de-esculapio-a-su-hijo. Consultado: 24-10-2021.

    Peraza de Aparicio Cruz Xiomara. Vigencia del pensamiento de Florence Nightingale en su bicentenario. Medisur [Internet]. 2020 Oct [citado 2021 Oct 24] ; 18( 5 ): 757-761. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2020000500757&lng=es. Epub 02-Oct-2020.

    Ministerio de salud y proteccion social de Colombia. Perfiles y competencias de los profesionales de la salud (2016). Disponible en: https://observatoriorh.org/sites/default/files/perfiles_profesionales_salud.pdf. Consultado: 23-10-2021. 

    Morán J. Competencias del médico del siglo XXI. Un cambio necesario. Rev. Cienc. Salud UP. 2019; 1(2):128-143.

    Ciencias de la Salud Tratamiento del dolor Telemedicina Anestesia

     

    DÉJANOS UN COMENTARIO

    Nueva llamada a la acción