shutterstock_735743386

    Test sobre tipos de dolor y su tratamiento

    by Uvirtual
    2 Comments

    Todos hemos experimentado dolor, pero a pesar de ser uno de los síntomas más comunes por los que las personas buscan ayuda médica, también es uno de los más incomprendidos y tratados de manera ineficaz.

    Parte de la razón es que la experiencia de una persona del mismo evento doloroso puede ser significativamente diferente de la de otra. En este artículo, te ayudaremos a identificar los tipos de dolor más comunes y ofrecemos algunas sugerencias sobre el mejor tipo de tratamiento. Porque no existe un enfoque único para todos.

    Tipos de dolor

    El dolor es un término general que describe cualquier tipo de sensación desagradable o incómoda en el cuerpo.

    Hay muchos tipos y causas de dolor, y estos se pueden agrupar en ocho categorías diferentes para ayudar con el manejo del dolor:

    • Dolor agudo
    • Dolor crónico
    • Dolor irruptivo
    • Dolor de huesos
    • Dolor de los nervios
    • Dolor fantasma
    • Dolor de tejidos blandos
    • Dolor referido

    Para ayudarte a aprender más sobre los tipos de dolor, te invitamos a resolver el siguiente test:

     

     

    Tratamiento del dolor

    Hay muchos tipos diferentes de medicamentos para aliviar el dolor y cada clase funciona de una manera ligeramente diferente. La mayoría de los medicamentos se pueden agrupar en uno de los siguientes:

    • No opioide: un medicamento que no es similar a la morfina (un opioide) pero que no es adictivo (p. Ej., Acetaminofén, aspirina, AINE)
    • Opioides débiles: un medicamento que es similar a la morfina (un opioide) pero que no se considera fuerte (p. Ej., Codeína, tramadol)
    • Opioides combinados: contienen un opioide no opioide y un opioide débil o un opioide fuerte (p. Ej., Acetaminofén e hidrocodona)
    • Opioides fuertes: un medicamento como la morfina o similar a la morfina que tiene el potencial de causar adicción (p. Ej., Fentanilo, morfina, oxicodona)
    • Tratamientos adyuvantes: un medicamento que puede ayudar a aliviar el dolor al aliviar la inflamación o mejorar el funcionamiento de otros sistemas (p. Ej., Cannabidiol, crema de capsaicina, gabapentina)
    • Tratamientos no farmacológicos: ( tratamientos sin fármacos), como psicoterapia o asesoramiento.


    La elección de la medicación analgésica se reduce a su eficacia para cada tipo de dolor y la probabilidad de efectos secundarios en esa persona en particular.

    tipos-de-dolor-3

    Una vez que se inicia un analgésico, se debe monitorear su efectividad y efectos secundarios y se debe modificar la dosis o la elección del tratamiento si el dolor cambia o la elección se considera inadecuada o ineficaz.

    Algunos tipos de dolor (como el dolor relacionado con el cáncer) tienen un curso impredecible que puede variar drásticamente en gravedad y duración, según el tipo de tratamiento y la progresión de la enfermedad. El manejo del dolor debe tener cierta flexibilidad para tener en cuenta esto.

    Algunas personas tendrán más de un tipo de dolor. Cambiar el método de administración de los analgésicos puede mejorar su eficacia; por ejemplo, cambiar de un tratamiento oral a un parche o una bomba de dolor subcutánea.

    tipos-de-dolor-2

    Tradicionalmente, la mayoría de los expertos han recomendado un enfoque gradual para el tratamiento del dolor, comenzando con acetaminofén o AINE, luego progresando a un opioide débil (como codeína, dihidrocodeína o tramadol), antes de cambiar a un opioide fuerte (como fentanilo, morfina, oxicodona).

    Sin embargo, esta "Escalera del dolor" se desarrolló en 1986, y otros medicamentos que no son analgésicos también pueden ser eficaces para aliviar el dolor. Además, los opioides solo deben usarse para ciertos tipos de dolor, debido a su riesgo de adicción. Hoy en día, se puede usar una escalera de manejo del dolor de tres pasos modificada, que siempre debe tener en cuenta el tipo de dolor.

    Medicina Familiar

    Manejo del dolor para tipos específicos de dolor

    Algunos medicamentos se consideran mejores para algunos tipos de dolor en comparación con otros, aunque factores como la causa del dolor, la genética, los medicamentos o suplementos que interactúan, así como las condiciones coexistentes, pueden afectar la eficacia de un medicamento. Las posibles opciones de tratamiento para diferentes tipos de dolor son:

    • Dolor agudo: no opioides, opioides débiles, opioides, tratamientos no farmacológicos como hielo o terapia bioeléctrica
    • Dolor crónico: no opioides, opioides débiles, opioides, antidepresivos, crema de capsaicina, tratamientos no farmacológicos como terapia bioeléctrica, radioterapia
    • Dolor irruptivo: opioides de acción corta, tratamientos no farmacológicos como acupuntura o técnicas de relajación.
    • Dolor de huesos: no opioides, bisfosfonatos, opioides, suplementos nutricionales, cirugía
    • Dolor de nervios: antidepresivos, anticonvulsivos, crema de capsaicina, tratamientos no farmacológicos como la terapia cognitivo-conductual
    • Dolor fantasma: no opioides, antidepresivos, anticonvulsivos, ketamina, tratamientos no farmacológicos como la acupuntura o la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr)
    • Dolor de tejidos blandos: no opioides, corticosteroides, tratamientos no farmacológicos como hielo, fisioterapia o ecografía
    • Dolor referido: no opioides, compresas frías / calientes, tratamientos no farmacológicos como masajes o estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS).

     Máster en Anestesia Regional y tratamiento del dolor guiado por ecografía

    Salud Tratamiento del dolor Anestesia

     

    DÉJANOS UN COMENTARIO

    Ruta conocimiento dolor