shutterstock_735743386

    ¿Cómo pagar una maestría? claves de ahorro y finanzas personales

    by Uvirtual
    2 Comments

    Para algunas personas, la gestión de las finanzas personales es un tema apasionante, mientras que para otras es una tarea abrumadora. De cualquier manera, la planificación financiera personal, que incluye la elaboración de presupuestos, el seguimiento de sus gastos y los ahorros, es fundamental si deseas pagar tu maestría a corto plazo y conseguir tus metas profesionales y académicas.

    ¿Cómo pagar una maestría?

    Entonces, ¿qué se requiere en una buena gestión de las finanzas personales para lograr pagar una maestría? En esta entrevista con Paco Montoya (México), asesor y coach financiero con más de 11 años de experiencia en el sector, podrás conocer los consejos de finanzas personales para tener una mejor relación con el dinero y hacer posibles tus estudios de postgrado.

     

    Pasos para poder pagar una maestría

     

    Como-pagar-una-maestria-finanzas-personales-3

    1. Establece tus principales objetivos financieros

    Identificar tus planes financieros es clave: este paso te ayuda a comprender el propósito de las acciones siguientes y te brinda orientación en lo que respecta a tu dinero.

    Intenta establecer una fecha estimada para lograr tus propósitos: corto, mediano y largo plazo. Para pagar una maestría piensa en el futuro cercano: "mi objetivo es ahorrar $1,000 este año para mi maestría". Dividir metas enormes en porciones más pequeñas (y cantidades más pequeñas de dinero) las hace mucho más apetecibles.

    2. Asegúrate de que tus objetivos sean inteligentes (SMART)

    Establece metas financieras SMART: específicas, medibles, alcanzables, realistas y oportunas, para prepararte para el éxito. Una parte importante del establecimiento de objetivos también es elaborar una lista de posibles obstáculos y formas de superarlos. Al crear tu plan de contingencia desde el principio, no tropezarás ni flaquearás cuando la vida se interponga en tus planes.

    3. Adopta el hábito de presupuestar

    Como Paco Montoya nos cuenta en la conversación, para cuidar las finanzas, la elaboración de un presupuesto dicta cuánto puedes gastar cada mes en función de tus ingresos. Cuando te apegas a un plan presupuestario cuidadosamente elaborado, tendrás lo que necesita y no se te verás tentado a utilizar deuda para gastar más allá de tus posibilidades.

    Como-pagar-una-maestria-finanzas-personales

    ¿Qué es un presupuesto?

    Si estás elaborando un presupuesto desde cero, comienza con todos los ingresos que generas cada mes; esto es con lo que tiene que trabajar. En el otro extremo de la ecuación están todos los gastos. Estos gastos se pueden clasificar en gastos fijos (alquiler, facturas, transporte) y gastos variables (comestibles, salir a comer, compras, entretenimiento). Si estás lidiando con una deuda, debes asegurarte de que el pago de la deuda esté contemplado en estos gastos. Los ahorros, quizás tu gasto más importante , también se considera un rubro cuando se elabora un presupuesto.

    4. Controla tus gastos

    Este paso de seguimiento de los gastos va de la mano con el presupuesto: si no estás viendo a dónde va tu dinero cada mes, no tendrás idea de si te estás ajustando al presupuesto.

    La mayoría de las personas no son realmente conscientes de cuánto gastan en comestibles, compras u otros gastos varios cada mes. El seguimiento de gastos podría ser una experiencia increíblemente reveladora que podría cambiar la forma en que gastas tu dinero. Por ejemplo, podrías saber que gastas más de lo planificado en comidas durante la semana laboral. 

    5. Sal de las deudas y mantente fuera de ellas.

    No sientas que no puedes adoptar buenos hábitos de finanzas personales simplemente porque estás endeudado. Una táctica clave es concentrarse en evitar la deuda. Esto significa saldar tus deudas. Esto te dará tranquilidad y, a medida que esté reduciendo el pago de la deuda, el estrés también se aliviará.

    6. Busca oportunidades ocultas para reducir tus gastos

    Otro hábito creativo para cuidar tu dinero es plantearte desafíos, como preparar tus almuerzos durante una semana, renunciar a las compras a domicilio y llevar a cabo durante un mes, a desafíos extremos, como prohibiciones de compra total para desafíos sin gastos. Si bien esto es drástico, puede hacer un inventario nuevamente de lo que posees y observar que una decisión inteligente sería dejar de comprar ciertos artículos que ya tienes en abundancia.

    8. Trabaja con un asesor y no tengas miedo de pedir ayuda 

    El dinero no es fácil de administrar y es posible que necesites ayuda con las deudas. Dependiendo de tus objetivos financieros, hay varios profesionales de finanzas personales que pueden ayudarte de varias maneras: consejeros de deuda, planificadores financieros certificados (CFP), contadores, agentes de seguros e incluso algunos instrumentos de ahorro e inversión. Es posible que deseas invertir y tengas preguntas sobre cómo maximizar el crecimiento de tus ahorros. 

    Como verás, para poder llevar a cabo tus metas, como pagar una maestría, debes establecer un plan y comenzar a trabajar en ello. 

    New call-to-action

    Educacion Online

     

    DÉJANOS UN COMENTARIO

    Nueva llamada a la acción