blog-cover

10 claves para negociar un aumento de sueldo

by Uvirtual
0 Comments

El salario no es el aspecto más importante de un trabajo, pero puede marcar la diferencia en tu satisfacción y compromiso general. En este artículo compartimos contigo las 10 claves más importantes que te permitirán negociar un aumento de sueldo.

¿Cómo sí negociar un aumento salarial?

Las claves para manejar el complicado y estresante proceso de negociar un aumento son la preparación y una profunda comprensión del desempeño, la cultura y las condiciones del mercado de tu organización. También es vital conocer las necesidades de la empresa y de tu gerente, y mantener la cabeza fría en las negociaciones.

Los siguientes consejos te ayudarán a prepararte para esta desafiante oportunidad, aumentando así tus posibilidades de recibir el aumento que te mereces.

Como-negociar-pedir-aumento-sueldo

 

Realizar un seguimiento de los logros

El primer paso es realizar un seguimiento de tus logros de forma regular en un diario de logros, donde anotes los principales proyectos y éxitos, o una hoja de cálculo o un calendario detallados. Con el tiempo, estos documentos de logros se suman a la evidencia tangible del valor de tu trabajo y pueden ayudarte a cuantificar tu valor para la empresa en función de las métricas y los resultados que son más importantes para ellos.

Conoce tu valor

La investigación objetiva es otro factor importante para negociar con éxito un aumento. Para ello, debes hacer una investigación de cómo se compara tu salario con el de otros en la misma industria, función y con los mismos niveles de experiencia. Puedes usar estas preguntas como guía: ¿Dónde está el puesto? ¿Cuántos años de experiencia tienes? ¿Cuál es el tamaño de la empresa? ¿Cuál es tu estado financiero? ¿En qué industria trabajas? Tener en cuenta estos factores te da una lectura bastante realista del rango salarial, y luego puedes caminar con confianza y hechos para respaldar tus afirmaciones

Considera el contexto de tu empresa

Investiga tu empresa para identificar posibles obstáculos que puedan interponerse en el camino de un aumento. Los obstáculos pueden incluir un despido reciente o una medida de reducción de costos. Si identificas barreras, hazle saber a tu jefe que estás al tanto de estos desafíos y pregunta cómo puedes desempeñar un papel en la solución de algunos de los problemas. La misión y propósito en una negociación de aumento es satisfacer las necesidades y objetivos comerciales de tu empleador.

Considera las bonificaciones y otras opciones

Hay otras opciones a considerar al negociar, como acciones, beneficios ejecutivos, tiempo flexible, aumento del tiempo de vacaciones y bonificaciones. Otras soluciones podrían incluir un aumento escalonado a lo largo del tiempo, programar otra revisión en tres meses o negociar un tiempo de vacaciones adicional; se considera positivo encontrar alternativas.

Mantener una actitud positiva

Si tu búsqueda de un aumento no es suficiente, no te desanimes. En ocasiones, los factores externos pueden influir y es importante no frustrarse. Además, aún puede valer la pena quedarte en tu empresa en lugar de buscar en otra parte un sueldo más grande, especialmente si tu paquete de beneficios es sólido o si existe una oportunidad de crecimiento que promoverá tu carrera. ¿Dónde quieres estar dentro de unos años? No descartes a una empresa que no puede darse el lujo de darte un aumento, pero que te dará el mejor camino hacia el crecimiento.

Como-negociar-pedir-aumento-sueldo-2

 

¿Qué cosas no debes hacer al negociar un aumento salarial?

 

No te compares con los demás

Comparar tu salario con el de tus colegas es peligroso y podría hacer que te despidan. Nunca hagas una conversación con tu jefe sobre otro empleado; se trata de tu desempeño y del valor que estás creando para la organización.

No intentes impresionar a tu jefe

Mientras te concentras en tus logros, nunca es una buena idea parecer fanfarrón o pretencioso. Las personas en negociaciones tienden a hacer suposiciones rápidas sobre las personas con las que están tratando y dejan que sus emociones (por ejemplo, la arrogancia) los ponga en desventaja. Además, si estás tratando de impresionar a tu jefe, es probable que tus propias emociones (como la necesidad y el miedo) se interpongan en tu camino.

No des una presentación

Al hacer una presentación, haces suposiciones sobre lo que cree que tu jefe quiere escuchar. En su lugar, hazle muchas preguntas a tu gerente para que puedas conocer tu puesto, problemas, preocupaciones, necesidades y objetivos. Sus respuestas construirán una visión de lo que quieres, y podrás adaptar tu respuesta para satisfacer sus necesidades de una manera que finalmente verás que puedes ayudar a lograr esa visión.

No intentes cerrar el trato

Si estás enfocado en lograr que tu empleador diga que sí a su aumento, es probable que no estés prestando atención a lo más importante: lo que dice tu gerente. Si tu corazón late rápido porque sientes que las cosas no van como quieres, tus emociones se reflejarán en tu rostro y pasarás menos tiempo averiguando cómo puede ser más instrumental para tu empresa y, por lo tanto, más merecedor del aumento que buscas.

No des un ultimátum

Nunca amenaces o adoptes una postura con otra oferta o una postura de "tómalo o déjalo". Es posible que desees un aumento, pero te beneficiará más al tratar la negociación como una conversación en la que estás interesado en conocer los problemas de tu gerente para poder resolverlos.

Recuerda que al considerar cómo negociar un salario más alto, los candidatos a un puesto a menudo se centran en estrategias de regateo de ida y vuelta. Pero es al menos tan importante pensar en nuestros objetivos más amplios, el tipo de organización a la que nos uniríamos y la mejor manera de formular una oferta. Estos sobre cómo negociar el salario deberían prepararte para un mejor trato.

Nueva llamada a la acción

Tendencias Laborales TOFU