shutterstock_735743386

    Test de procesos de intervención psicológica

    by Uvirtual
    0 Comments

    Los procesos de intervención psicológica deben considerar diversos aspectos para preservar la salud y el bienestar del paciente. Realiza este test para saber si conoces los procesos de intervención psicológica.

    En principio, cada profesional se inclina por distintos marcos teóricos para delinear su tratamiento. También, diseña una estrategia de intervención según el paciente y su psicopatología.

    master-online-psicoterapia

    ¿Qué es el proceso de intervención psicológica?

    Se refiere a diferentes etapas cuyo propósito es vincular su enfoque conceptual y adaptarlo al ejercicio y la práctica clínica. Es fundamental que, con su perfil asistencialista, conciba la complejidad de la subjetividad de cada paciente, preservando, en todo momento, un marco ético y respetuoso.

    Por último, debe aproximarse a la clínica con una metodología rigurosa y con una observación aguda para verificar el éxito o fracaso de sus intervenciones.

    Realiza este test para saber si conoces los procesos de intervención psicológica:

     

     

    Procesos de intervención psicológica

    En líneas generales, el proceso de intervención en psicoterapia se estructura en 7 etapas:

    1) Entrevista inicial

    La entrevista de evaluación es un recurso privilegiado del psicoterapeuta para conocer al paciente. Según el psicoterapeuta y su enfoque teórico puede utilizar herramientas de evaluación con preguntas estructuradas o abiertas. El objetivo es que el paciente explicite su demanda y sus principales focos de conflicto.

    El propósito de la entrevista inicial es conocer quién es el sujeto que consulta, cuál es el origen de su sufrimiento, realizar hipótesis de diagnóstico y estructurar posibles intervenciones.

    Se focaliza sobre el análisis de la demanda, su conflicto, la historia de ese sufrimiento, motivación y expectativas, recursos y limitaciones del paciente.
    Se releva si el paciente hizo tratamientos psicológicos previos y la asociación de los síntomas actuales con otros trastornos de su historia. También, es necesario explicitar la confidencialidad de la psicoterapia.

    2) Formulación y contraste de hipótesis explicativas

    El psicoterapeuta formula distintas hipótesis y, a medida que transcurre el tratamiento, va verificando las respuestas del paciente y las reformula. De las elaboraciones que se produzcan infiere nuevas y posibles estrategias para redireccionar el tratamiento.

    Esta etapa se desarrolla en ciclos, se establecen relaciones de las distintas variables de un problema. Esas variables se ponderan, se jerarquizan, de acuerdo con la contribución explicativa que aporta al análisis del conflicto. Esta formulación se realiza considerando la información obtenida del paciente y la relevancia teórica. El contraste de hipótesis se realiza comparando las intervenciones y su impacto para confirmar o invalidar las predicciones realizadas.

    Proceso-intervencion-psicologica-2

    3) Establecimiento de objetivos

    Establece, en conjunto con el paciente, los objetivos terapéuticos para darle un marco de referencia al tratamiento y permitir que el paciente tenga cierta visibilidad en el alcance de cada uno de ellos. En este punto se establecen las prioridades, se consensúan los propósitos y se establecen los criterios más acertados para evaluar el grado de alcance de los objetivos. También, se explicitan los indicadores de malestar y las posibilidades de éxito a corto y mediano plazo. La claridad de este punto para el paciente tiene un efecto motivador y terapéutico en sí.

    4) Diseño del tratamiento

    Se realiza el diseño del tratamiento, de acuerdo con las múltiples variables relevadas y evaluadas. Se establecen planes de acción y predicciones de impacto de cada intervención sobre la psiquis del paciente. El psicoterapeuta es flexible para reformular estrategias en el proceso de intervención psicológica.

    • Para definir los criterios de diseño se consideran distintos aspectos:
    • Recursos, limitaciones, edad, medio sociocultural, motivación, flexibilidad a las intervenciones de terceros en el paciente.
    • La posibilidad de que el paciente pueda generalizar los hallazgos de la psicoterapia en su vida real.
    • Se establece un patrón de intervención: elaboración en la terapia, actividades e instrucciones para realizar fuera de la terapia, selección del tipo de comunicación más efectiva.
    • Eficacia de la intervención en calidad y tiempos.
    • Posibles efectos secundarios de las intervenciones.
    • También es necesario considerar si las personas allegadas al paciente pueden colaborar o intervenir en el tratamiento.
    • Por último, se evalúan los contextos de intervención: consultorio, hospital, grupo, trabajo, escuela, etc.

    5) Aplicación del tratamiento y evaluación durante el mismo

    En esta instancia, se espera la consolidación de un vínculo formal con el paciente. A través de la comunicación e interacción, se pueda iniciar la observación y reformulación de las percepciones, emociones, pensamientos y comportamientos en su propio contexto psicosocial.

    Se consulta al paciente qué cuestiones le resultaron importantes de la sesión anterior, qué sucedió entre las sesiones y se definen las actividades de la sesión actual. Se plantean los objetivos de la actividad y si fueran necesarios, se concibe una reconfiguración por los nuevos emergentes que puedan surgir.

    El objetivo también es que el paciente comprenda las actividades y que elaboren en conjunto con el psicoterapeuta, las conclusiones de cada sesión y especialmente, si hubo cuestiones que no quedaron suficientemente clarificadas.

    6) Evaluación tras el tratamiento y terminación del mismo

    Se realiza un relevamiento del tratamiento concluido, el grado de alcance logrado de los objetivos y el impacto de cada intervención en esa terapia en particular.

    También, se evalúan los análisis cuantitativos, en el caso que se hayan utilizado mediciones estandarizadas. Se lleva a cabo la valoración clínica y el grado de mejora en el entorno social del paciente.

    El psicoterapeuta debe realizar un contraste minucioso de las hipótesis iniciales (en la entrevista de evaluación) y la conclusión del tratamiento. Se verifica la brecha, se identifican causales y consecuencias y por supuesto, se evalúan las oportunidades de mejora en el ejercicio de la profesión.

    7) Seguimiento

    Se pacta con el paciente una instancia de seguimiento y control para evaluar la autonomía del paciente en su vida diaria. Se realiza un relevamiento de la evolución del problema tratado, incluyendo posibles recaídas, enumeración de causas y el manejo y gestión desplegado por el paciente.

    De acuerdo con cada psicopatología, puede surgir la posibilidad de un agravamiento psicopatológico del paciente o el sufrimiento de un síntoma agudo. Se debe considerar esta posibilidad, para abordar al paciente desde diferentes disciplinas que le permitan contribuir a la preservación de su salud psíquica.

    Los objetivos del proceso de intervención psicológica se orientan a:

    • Realizar acciones de prevención de la salud psíquica
    • Mejorar la salud y el bienestar en su entorno social
    • Desarrollar y mejorar las competencias para enfrentar los conflictos
    • Impulsar la autonomía futura de cada paciente
    • Facilitar el vínculo psicoterapéutico para obtener un progreso en el tratamiento

    New call-to-action

    Referencias
    Bados López, A. – Garcia Grau, E. (2009). El proceso de evaluación y tratamiento. Recuperado de:
    http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/9893/1/Proceso%20de%20intervenci%C3%B3n.pdf 

    Humanidades Psicoterapia

     

    DÉJANOS UN COMENTARIO

    Ruta conocimiento psicoterapia