shutterstock_735743386

    10 claves para aumentar la productividad laboral

    by Uvirtual
    8 Comments

    Aumentar la productividad laboral puede ser como lidiar con una burbuja debajo del linóleo: empujas hacia abajo en un lugar y aparece en otro. Algo que tiene sentido en el papel, por ejemplo, que los trabajadores completen sus actividades de manera rápida, puede ser contraproducente, si no tienes control sobre tus hábitos y planificación diaria. 

    ¿Qué es la productividad laboral?

    La productividad laboral, también conocida como productividad de la mano de obra, se define como la producción económica real por hora laboral. El crecimiento de la productividad laboral se mide por el cambio en la producción económica por hora laboral durante un período definido. 

    ¿Qué es la productividad laboral?

    La productividad laboral mide la producción horaria de la economía de un país. Específicamente, traza la cantidad de producto interno bruto (PIB) real producido por una hora de trabajo. El crecimiento de la productividad laboral depende de tres factores principales: el ahorro y la inversión en capital físico, nuevas tecnologías y capital humano.

    • La productividad laboral mide la producción por hora laboral.
    • La productividad laboral está impulsada en gran medida por la inversión en capital, el progreso tecnológico y el desarrollo del capital humano.
    • Las empresas y el gobierno pueden aumentar la productividad laboral de los trabajadores mediante la inversión directa o la creación de incentivos para aumentar la tecnología y el capital humano o físico.

     

    Cómo aumentar la productividad en el trabajo

    Imagínate cerrar cada jornada laboral con un suspiro de satisfacción, sabiendo que has sido tan productivo que lograste todo lo que estaba en tu lista. Y sabiendo, también, que estaba en la cima de tu juego creativo, haciendo sus tareas bien y de manera eficiente. ¿Te ves silbando mientras te alejas del trabajo?

    Puedes ser la estrella en esta película sobre productividad, en lugar de la versión alternativa en la que terminas el día cansado y desplomado detrás de un escritorio lleno de proyectos sin terminar. Si no te gusta cómo va su jornada laboral habitual, hay una forma de cambiarla.

    La mayoría de nosotros no somos tan productivos como nos gustaría por dos razones: tenemos malos hábitos que interfieren con la productividad de nuestro lugar de trabajo y somos reactivos en lugar de proactivos, apagando incendios en lugar de progresar hacia nuestras metas.

    La solución es simple, aunque no siempre fácil. Podemos reemplazar nuestros malos hábitos y patrones reactivos con buenos hábitos que nos harán proactivos y nos harán cargo de nuestras propias jornadas laborales. Sigue estos consejos sobre cómo aumentar la productividad y convertirte en tu mejor y más productivo yo en el trabajo.

     

    1. Haz su trabajo pesado cuando estés en tu mejor momento

    El experto en productividad Tony Wong aconseja: “Utilice la mañana para concentrarse en usted mismo ... Empiece bien el día ignorando los correos electrónicos de la mañana y desayunando bien, leyendo las noticias, meditando o haciendo ejercicio. Esto asegurará que tenga el combustible necesario para un día productivo ". La cuestión es que realices las tareas más exigentes en tu momento personal de máxima productividad, cuando sea que sea.

    2. Detén la multitarea

    Las investigaciones muestran que la productividad puede reducirse hasta en un 40% por los bloqueos mentales creados cuando las personas cambian de tarea. Aún más sorprendente, en un estudio de la Universidad de Londres, el coeficiente intelectual cayó 15 puntos para algunos hombres multitarea.

    Así que deja de intentar hacer todo a la vez. En su lugar, aumenta drásticamente la productividad prestando toda tu atención a una tarea a la vez. Cuando tus ojos y manos comiencen a desplazarse hacia otra cosa, piensa en lo importante que es mantener todas tus pequeñas células concentradas.

    productividad-laboral-4-1

    3. Prepara una lista de tareas pendientes cada noche

    Las listas de tareas son ayudas de productividad invaluables. Te brindan concentración y lo recompensan con sentimientos de satisfacción cuando puedes marcar las cosas que has logrado. Hacer (o actualizar) una lista de tareas pendientes cada noche significa que no perderás tiempo al comienzo de la jornada laboral buscando tu tarea. Incluso podrías intentar hablar de tu lista con alguien.

    4. Reduce tu lista de tareas pendientes

    ¿Cuántos elementos hay en tu lista típica de tareas pendientes? ¿Ocho? ¿Veintiocho? Sin importar cuántos, te sentirás bien cuando termines cada uno de ellos y los taches. Pero nunca te unirás a las filas de las superestrellas de la productividad a menos que taches algunas de ellas antes de que te molestes en hacerlas, porque una mayor productividad exige concentrarte.

    • ¿Cuáles son las tareas importantes de esta lista?
    • ¿Cuántas de estas importantes tareas puedo realizar de manera realista o lograr un progreso significativo mañana?
    productividad-laboral-2-1

    5. Delega adecuadamente

    Cuando delegas adecuadamente, tienes más tiempo para dedicarlo a tu propio trabajo. La clave es asignar la tarea correcta a la persona adecuada (una persona que usted conoce que tiene las habilidades para hacer el trabajo y en quien puede confiar para que lo haga) y luego dejar que ellos se encarguen de ello. Se necesita algo de tiempo para acostumbrarse, pero te sorprenderás de lo productivo que puedes ser cuando realmente sueltas.

    6. Eliminar distracciones

    Ya hemos analizado la importancia del enfoque. Pero la otra cara es que también debes identificar e ignorar a esos distractores. Y para muchos de nosotros, esos son las redes sociales y el correo electrónico. Apaga tu correo electrónico y las notificaciones telefónicas si necesitas concentrarte por completo. ¿Eres adicto a Facebook o Twitter? Usa las redes sociales como zanahoria. Permíte X minutos de navegación después de realizar una tarea importante. Luego apágalo y vuelve a trabajar.

    7. Planificar llamadas telefónicas

    ¿No sería bueno tener tu propia secretaria personal para poder decir: "¡Espera mis llamadas!" mientras estabas trabajando en algo? ¿Bien adivina que? Puedes administrar tus llamadas telefónicas tú mismo y la recompensa serán enormes ganancias en productividad.
    Apaga tu teléfono cuando estés a punto de trabajar en un proyecto que necesite toda tu atención. Luego, reserva un tiempo estructurado para hacer llamadas salientes, de modo que pases menos tiempo tratando de comunicarse con las personas y más tiempo en conversaciones productivas.

    productividad-laboral-Aug-23-2021-06-08-40-55-PM

    8. Divide los períodos de trabajo con ejercicio

    Los estudios han demostrado que la actividad física mejora la función cerebral . Y si bien puede suponer (con razón) que esa capacidad intelectual mejorada te brindará una mayor concentración, más creatividad y un aprendizaje más rápido, es posible que no te des cuenta de que el ejercicio también aumenta las habilidades afectivas de tu cerebro, lo que significa que le resultará más fácil llevarse bien con otros.

    9. Sé optimista.

    En un estudio de la Universidad de Maastricht sobre el optimismo y el rendimiento en los centros de llamadas, los resultados mostraron que los optimistas en el grupo probado hicieron más ventas y lograron más bonificaciones. Más específicamente, fueron solo los optimistas disposicionales los que mostraron mayor éxito. Los autores del estudio definen el optimismo disposicional como generalmente esperar buenos resultados sobre los malos en la vida.

    10. Duerme lo suficiente

    Todos sabemos que la falta de sueño tiene efectos negativos en nuestro rendimiento. La falta de sueño disminuye nuestra concentración, memoria de trabajo, capacidad matemática y razonamiento lógico. Y debido a que la corteza prefrontal es particularmente vulnerable a la falta de sueño, las tareas que requieren un razonamiento lógico o un pensamiento complejo serán las más afectadas. Sorprendentemente, solo se necesita una noche de privación de sueño para crear grandes déficits en nuestras habilidades.

    Recuerda que dormir lo suficiente y hacer que el ejercicio sea parte de tu rutina son solo dos de las cosas que debes hacer todos los días para estar en tu mejor momento y ser más productivo.

    • Consume una dieta saludable.
    • Beber mucha agua.
    • Deshazte de tus malos hábitos, ya sea fumar o convivir con personas tóxicas.
    • Sé amable contigo mismo y con los demás.

    Tómate un tiempo para ti y haz cualquier cosa (saludable) que te recargue y te refresque. Cuanto más saludable estés, más productivo serás. Y cuanto más productivo seas con tu trabajo, más tiempo tendrás para dedicarlo a lo que quieras.

     

    ruta-del-conocimiento

    Tendencias Laborales

     

    DÉJANOS UN COMENTARIO