blog-cover

Así es el perfil del nuevo profesional de la salud

by Uvirtual
10 Comments

Todo profesional de la salud tiene en sus manos la responsabilidad de tratar directamente con el padecimiento humano, lo cual convierte a este ámbito en uno de los más delicados y en uno de los que requieren de más sensibilidad y más compromiso, pues la vida de las personas está en juego.

Es por ello, que para ejercer cualquier profesión relacionada a la salud, se requiere de un perfil de competencias con un alto nivel de exigencia. Esto con el propósito de garantizar, de alguna forma, prácticas médicas efectivas, pertinentes y que estén corroboradas por la comunidad científica internacional.

 

¿Cómo es el perfil de un profesional de la salud?

Cuando hablamos de competencias, nos referimos, en palabras de Bunk G. P. (1994) al “conjunto de actitudes, habilidades, destrezas, conocimientos y valores que las personas manifiestan para resolver situaciones concretas relacionadas con su vida y su profesión”.

En el campo de la salud, estas competencias son imprescindibles en el ejercicio de las distintas profesiones. En este sentido, cada país, a través de sus instituciones y universidades, establece las competencias de sus profesionales de acuerdo a la realidad, los problemas, las demandas y las características de su sociedad. Sin embargo, las principales competencias son de carácter universal.

 

competencias-de-un-buen-profesional-de-la-salud

 

Perfiles y competencias profesionales en salud

A finales de los años noventa, el General Medical Council del Reino Unido y el Instituto Internacional para la Educación Médica de New York, establecieron competencias comunes para caracterizar un perfil ideal para todo profesional vinculado a la medicina.

Una de las más importantes es el profesionalismo. Esta competencia tiene que ver directamente con la experticia del profesional y sus conocimientos especializados (tanto técnicos como asistenciales), los cuales han debido de obtenerse a través de una formación científica y sólida.

Otra que está relacionada directamente a la anterior es la erudición, como base de una formación constante. El profesional de la salud debe estar en constante investigación y capacitación respecto a los avances científicos y técnicos, especialmente en tiempos en los que los cambios tecnológicos suceden de forma vertiginosa y transforman día a día la práctica médica.

Te puede interesar: ESPECIALIDADES MÉDICAS MÁS DEMANDADAS EN LA PRÓXIMA DÉCADA 

Reflexiones sobre el nuevo rol del profesional de la salud

 

Sin embargo, no solo se requieren competencias técnicas. Ambas instituciones coinciden que las vinculadas a las actitudes propias del profesional también son importantes. La habilidad de comunicarse de una forma óptima es una de ellas. Un médico debe saber comunicar al paciente las cuestiones técnicas, referentes a su salud, a través de un lenguaje claro y efectivo que éste pueda comprender.

Esto implica además ser empático con los pacientes. Ser capaz de percibir y comprender los sentimientos de los pacientes, le permite al profesional de la salud entablar una relación más humanizada y de esta forma, tener una visión más amplia sobre el padecimiento de los mismos.

 

el-perfil-del-profesional-de-salud-en-el-futuro

 

El perfil del profesional de salud en el futuro

En una publicación del 2009, la Fundación Educación Médica de España, realizó un perfil del médico del futuro en el que se destaca como principal cambio paradigmático que “un médico trate enfermos y no enfermedades”. Esto significa, involucrar al paciente de una forma mucho más activa y empática en el manejo de su propia enfermedad, convirtiéndolo en el centro de todo.

Además, este informe detallado también destaca como competencias necesarias del profesional del futuro: tener una actitud crítica, buena capacidad para tomar decisiones favorables para el paciente, ser un líder del equipo asistencial, y estar comprometido con el paciente, con la profesión y con la organización para la cual presta sus servicios.

Todas estas competencias generalizadas son necesarias para todos los profesionales del sector salud, ya sean médicos, enfermeras o técnicos en cualquier país del mundo. Sin embargo, cada especialidad exige competencias particulares, según sus exigencias y tipo de prácticas médicas.

Te puede interesar: TENDENCIAS EN EDUCACIÓN ONLINE PARA PROFESIONALES DE LA SALUD

 

New call-to-action

 

 

Salud Tratamiento del dolor