blog-cover

[Video] Claves para combinar una maestría online y tu trabajo

by Uvirtual
0 Comments

Quienes deciden estudiar a distancia (exceptuando la situación mundial por Covid-19), en general, lo hacen para poder tener una mayor autonomía en la gestión del tiempo. Sin embargo, resulta un desafío combinar el estudio con las exigencias laborales, ya que el tiempo es un recurso escaso. En este blog te invitamos a conocer las claves para la gestión del tiempo de mano de un experto.

Una conocida frase de Albert Einstein expresa: “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”. Este es un interesante punto de vista a la hora de encarar cualquier tipo de estudio o carrera. Y, más aún, una maestría en modalidad online. En esta línea, es importante tener presente esta premisa, para evitar que la frustración o el estrés sean motivos de angustia a la hora de gestionar el tiempo.

Por otro lado, la motivación es un componente central a la hora de compatibilizar el estudio online y el trabajo. Así lo expresa en la entrevista, Mariano Torrecilla, emprendedor, especialista en las temáticas de marketing, tecnología e inversión. Él dice que, cuando una persona se inicia en un rumbo como éste -de la multitarea, el trabajo, el estudio, el emprendimiento- ya sabe que va a ser un camino arduo y exigente, pero los resultados merecen la pena.

Te invitamos a ver la entrevista:

 

Torrecilla -quien actualmente está desarrollando un mercado financiero digital con innovaciones en el aspecto legal y tecnológico- manifiesta que uno de los principales retos para combinar los estudios a distancia y el trabajo, es la organización. La posibilidad de realizar estudios online, permite una versatilidad extrema, pero eso puede llevarnos a una “entropía tremenda”, tal como él lo afirma. La falta de tiempo puede producir una mezcla de frustración, tensión, ansiedad.

Por otra parte, si bien, como expresa este experto existen en el mundo de la literatura muchos métodos referidos a la gestión de las tareas y el tiempo, tales como GDT(Getting things done), Técnica Pomodoro, To do list, tal vez, el más efectivo sea el de la agenda. Por ello, a continuación, se mencionan algunas claves vinculadas con el componente de la organización y que pueden resultar útiles para este cometido:

  • Fijarse metas y objetivos realistas: Esto implica tener un horizonte claro respecto de la cantidad de materias a cursar por periodo, tiempos planificados de finalización de la maestría, etc. Es muy importante este ejercicio, ya que si se establecen horizontes claros y posibles, no se producirá la frustración. En la entrevista, Mariano manifiesta la relevancia de esa “vista al final, al horizonte”. Esto tiene que ver con enfocarse en el resultado, pero sin centrarse única y exclusivamente en ello.

  • Establecer prioridades: En línea con el punto anterior, es necesario dimensionar que no se puede hacer todo a todo momento. Distinguir lo importante de lo urgente y poder tener un esquema de prioridades es esencial para compatibilizar los tiempos de trabajo con los del estudio.

  • Elaborar un cronograma semanal: Este cronograma permitirá, en primer lugar, identificar visualmente los tiempos dedicados al estudio y al trabajo y sus respectivas proporciones. A su vez, facilitará la organización de las tareas y las actividades a realizar. La recomendación de Mariano Torrecilla, es plantearse el time blocking en agendas, calendarios; establecer los momentos, tiempos y esfuerzos que se necesitan invertir semanalmente en la formación e intentar que eso sea casi inamovible.

Es importante consignar en este cronograma las fechas relevantes del calendario académico, como por ejemplo: plazos de entregas, exámenes, y todos aquellos aspectos importantes del calendario de las distintas actividades curriculares de la maestría que se estén cursando. Una buena opción es hacerlo en alguna aplicación que se tenga en el celular (por ejemplo, Google Calendar), para tenerlo siempre a mano.

  • Tomar tiempos de descanso o pausas: Es importante oxigenarse, tener momentos de ocio y dejar las pantallas por un rato. Eso permitirá relajar el cuerpo, la vista y volver con más energías sobre la tarea en curso.

  • Elegir un método de estudio efectivo: Cuando los tiempos son acotados, es importante tener en claro el modo de estudiar que sea más útil y cómodo para poder realizar todas las lecturas y apropiarse de los conocimientos necesarios. En este sentido, es bueno poder tomar decisiones sobre si se van a realizar resúmenes, cuadros o esquemas, fichas, anotaciones al margen, entre otras técnicas de estudio que puedan resultar efectivas en el tiempo que se dispone.

  • Aprovechar al máximo a los profesores o tutores: Mariano Torrecilla sugiere salir de la actitud pasiva vinculada con la formación online. Expresa que, muchas veces, los estudiantes esperan a que se les envíe tarea, clases, asumiendo una forma reactiva respecto del estudio. En este sentido, él propone la idea de aprovechar al máximo a los profesores, preguntar, desde una postura proactiva. Esto permitirá tener un feedback sobre el propio avance, una retroalimentación que posibilite seguir avanzando o proponer mejoras en la propia gestión de los tiempos, por ejemplo.

  • Encontrar un lugar adecuado para lograr concentración: El espacio de estudio y de trabajo puede ser el mismo -si es que nos encontramos en home office- u otro. Para estudiar, es importante que el ambiente sea luminoso y silencioso, de modo de no tener distracciones que demoren los tiempos previstos.

  • Priorizar la motivación y consolidar la disciplina: Estos dos componentes son esenciales para poder sostener el estudio de una maestría online con el trabajo y/o emprendimiento al mismo tiempo. La principal motivación, considera Mariano Torrecilla, es la intrínseca, porque es aquella que permite sumergirse en la complejidad de los problemas con la intención de resolverlos. Y la disciplina, por su parte, puede ejercitarse mucho más, y tiene que ver con la planificación en el tiempo.

Finalmente, es necesario detenerse, para poder reflexionar sobre la gestión del tiempo que se está llevando a cabo. Tener una actitud flexible y de introspección es lo que permite analizar los escenarios, las propias decisiones y elecciones.

Por último, es importante tener presente que, como dijo hace algunos años el pedagogo francés Gilles Ferry, “Solo hay formación cuando uno puede tener un tiempo y un espacio para el trabajo sobre sí mismo”.

Nueva llamada a la acción

 

Referencias:

Ferry, Gilles. (1997). El trayecto de la formación México, DF: Paidós.

Educación Online