logo uvirtual 2020

 

Solicitar Información

Ante una constante evolución marcada por la tecnología y la transformación digital, el mercado laboral ha tenido que ajustar sus procesos para mantenerse actualizado y no verse superado. Hoy, su prioridad principal debe recaer en atender la demanda de nuevos puestos y el desarrollo de perfiles laborales especializados.

El cambio no solo está en manos de los empleadores. Las profesiones y profesionistas deben encontrar la forma de adaptar las herramientas digitales a su favor y con ellas puedan responder a las últimas tendencias de un mercado que crece sin un horizonte totalmente claro. Según un estudio elaborado por Randstad, una de las empresas de servicios de recursos humanos más grandes del mundo: “el 85 % de los trabajos de 2030 aún no se han inventado".

Aparición de perfiles laborales en el futuro

Si bien la automatización, el big data, la inteligencia artificial y la aparición de robots, pueden establecerse como el causante de la desaparición de algunas funciones humanas en el campo laboral, también pueden ser el instrumento perfecto para el desarrollo de nuevos perfiles laborales en el futuro.

De acuerdo al informe Future Jobs elaborado por Thomas Frey, científico y director del prestigioso DaVinci Institute de EE.UU: miles de empleos "convencionales" hasta la fecha, desaparecerán en 2030 y los que surgirán en el futuro requerirán de una profunda especialización. Esto abre las puertas a las empresas e industrias para que puedan anticiparse a la demanda de nuevos puestos, y de esta forma cubran las necesidades de sus clientes.

Tal y como en el pasado era difícil imaginarse que las redes sociales se convertirían en una fuente de empleo y que aparecieran puestos como el de Community Manager, hoy estamos en el punto que desconocemos la realidad laboral que permanecerá en los próximos 10 años.

Te recomendamos leer sobre las 4 fortalezas de los profesionales del futuro

 

Habilidades necesarias para los profesionales en el futuro

Aunque ya existen algunos indicios de los perfiles laborales en el futuro, todavía es difícil precisarlos con exactitud. Lo que sí se puede adelantar son las áreas que deberán cubrir cada uno de los puestos venideros y las capacidades a desarrollar.

Tomando como base el estudio de Thomas Frey, existen 14 habilidades que las nuevas tecnologías requerirán para trabajar en esos entornos y están estrechamente relacionadas con la capacidad de innovación:

1. Transformadores. Toda era necesita de exploradores que vayan abriendo el camino para toda la siguiente generación.

2. Expansionistas. Al tratarse de un entorno cambiante, se necesitará del talento de quien no tenga problemas para adaptarse fácilmente a las nuevas circunstancias.

3. Maximizadores. Aquí destaca la capacidad para exprimir al máximo cualquier proceso, situación y oportunidad.

4. Optimizadores. Quien logre encontrar las variables a cada circunstancia, podrá generar los mejores resultados.

5. Inflexionistas. En un entorno inexplorado, lo mejor es identificar los puntos de inflexión antes que los demás.

6. Desmanteladores. La llegada de una nueva era laboral no tiene que significar la muerte abrupta de la anterior. Para este proceso se debe tener la habilidad para cerrar industrias pasadas sin causar estragos en la sociedad.

7. Retroalimentadores. Se refiere a la habilidad para entablar procesos de retroalimentación en una nueva era.

8. Contraatacantes. No todos aceptan el poder las nueva tecnologías. Para estos casos se requiere la capacidad para hacer frente a las críticas recibidas y responder de una forma adecuada.

9. Corredores de la última milla. Su misión radica en solucionar los problemas resultantes del uso de la tecnología en el usuario final y evitar el impacto en las ganancias.

10. Contextualistas. Son personas cuya habilidad radica en entender el entorno operativo de cada nueva tecnología.

11. Éticos. Ante las complejas preguntas que surgen con las nuevas tecnologías, alguien tiene que ser capaz de responderlas.

12. Filósofos. Serán los encargados de imponer al resto del mercado tanto la filosofía de la empresa, así como la visión del mundo.

13. Teóricos. Sin teoría no hay producto, y tiene que haber un encargado de esta tarea.

14. Legacistas. Alguien debe preocuparse por las generaciones que nos sucederán.

 

Bajo la constante e innegable transformación del mundo laboral hoy la oportunidad se crea para que tanto las empresas como los nuevos profesionistas se vayan adaptando al cambio y vayan abriendo una nueva cultura en los trabajos. El trabajador del futuro tiene que ser una persona extremadamente flexible, independiente, con un perfil transversal y dispuesto a salir de la zona de confort.

 

 

Referencias

Thomas Frey. (2014). 162 Future Jobs: Preparing for Jobs that Don’t Yet Exist. Mar 21, 2014, de Futurist Speaker Thomas Frey Sitio web: https://futuristspeaker.com/

 

Publicaciones relacionadas

 
 

¿Quieres suscribirte a nuestro blog y recibir las últimas novedades?

Contenido hecho para que sigas creciendo como profesional: crecimiento laboral, liderazgo, marketing, negocios, ciencia & humanidades.

blog-email-subs