logo uvirtual 2020
Más Informacion
logo uvirtual 2020

| Blog

Más Informacion

La pandemia de COVID-19 ha desafiado la naturaleza misma de nuestra existencia. Un análisis de las búsquedas de Google para la frase "distanciamiento social" que casi no tenía tracción en línea hasta 2019, estaba en la cima de las búsquedas en el primer trimestre de 2020. Hoy se nos pide que mantengamos la distancia social de nuestros compañeros humanos para sobrevivir. Esto golpea el corazón mismo de la historia humana y nuestra forma de vida como especie, pero también ha abierto oportunidades para que las personas trabajen con otros como nunca antes.

En esta ocasión presentamos una conversación con el Dr. José Carlos Sánchez García, Director del programa de Máster en Innovación y Emprendimiento de Nuevas Tecnologías de la Universidad de Salamanca, quien nos acompaña en un recorrido por los retos y los desafíos para los emprendedores de base tecnológica en este 2020 y los años futuros.

Además, te invitamos a responder el siguiente test diseñado con base en estos conocimientos y tendencias. Descubre ahora si estás actualizado: 

 

 

Crisis es igual a oportunidad

En la actualidad, nos enfrentamos a un virus desafiante que ha sacudido nuestro estilo de vida y para superarlo, necesitamos emprendimiento a escala social y global trabajando en colaboración con un propósito colectivo.

En palabras del Doctor José Carlos, “en esta situación es muy importante la colaboración de todos. Hoy un emprendedor solitario no saldrá adelante y lo que debe hacer es establecer redes de contacto y colaboración con aliados que le pueden ayudar y trabajar para sus sociedades”.

La realidad es que en la lucha contra COVID-19, el emprendimiento ha tomado un papel principal en el desarrollo de aplicaciones de base tecnológica. Dentro de las nuevas normas de distanciamiento social, las personas han aprendido a trabajar, hacer ejercicio, estudiar, celebrar bodas, asistir a servicios funerarios, actuar en películas, realizar conciertos y hacer mucho más utilizando plataformas digitales colaborativas. La pregunta, por lo tanto, no es si deberíamos trabajar con un propósito colectivo, sino cómo hacerlo.

Para el experto en emprendimiento, “la imaginación es lo más importante en este momento, porque están surgiendo nuevas demandas y necesidades urgentes. Los emprendedores deberán cambiar el know how de empresas para adaptarse a este contexto”.

En este escenario, de acuerdo con el Foro Económico Mundial, sobre los nuevos modelos de emprendimiento, el emprendimiento ha tomado un papel de liderazgo en la lucha contra COVID-19 en dos sentidos:

  • La colaboración y la cooperación están demostrando ser clave en este esfuerzo.

  • Deberíamos aprovechar esta oportunidad para crear armonía entre la empresa individual y el bien colectivo.

Coincidiendo con este punto, el Dr. Sánchez declara queel mundo no cambiará radicalmente a raíz de esta pandemia, sin embargo es importante realizar cambios principalmente en las nuevas tecnologías.”

Pero se necesitan intervenciones sistémicas para que esta nueva forma de emprendimiento arraigue y crezca. Los emprendedores se ven afectados por los términos financieros a los que tienen acceso y los gobiernos de todo el mundo han incentivado a las empresas a innovar.

COVID-19, época para la innovación y el emprendimiento

Para el Dr. José Carlos, “las acciones durante la crisis darán forma a las empresas a largo plazo. En el mundo actual vemos que hay más emprendedores por oportunidad que por necesidad; y esto es lo que más se va a desarrollar. El secreto es identificar una oportunidad y a partir de ahí crear emprendimientos valiosos”.

Por eso, la crisis está creando oportunidades para que las empresas se vuelvan más innovadoras. Enfrentando presiones externas, algunos líderes empresariales están saliendo de sus rutinas y zonas de confort para convertirse en solucionadores de problemas creativos. En el camino, redescubren su espíritu emprendedor.

De hecho, las guerras y las crisis han estimulado la innovación en múltiples niveles, superando la innovación tecnológica y permitiendo el empoderamiento social, los derechos humanos o los movimientos ambientales. Según el último Informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), más del 40% de los empresarios en 35 de 50 países están de acuerdo o muy de acuerdo con que sus motivaciones para iniciar un negocio son hacer una diferencia en el mundo.

Pensemos en las innovaciones tecnológicas que impulsaron negocios destacados en la última década y que se manifestaron en compañías como Airbnb, Uber, Amazon, Netflix y otras plataformas de servicios.

Los consumidores ya cambiaron

Por otra parte, durante este prolongado período de cierre, los consumidores están cambiando sus hábitos de forma permanente. Aquellos que se estaban esforzando por convertirse en expertos tecnológicamente, volverán a ingresar a la vida normal mucho más acostumbrados al aprendizaje en línea, la enseñanza en línea, los pedidos en línea y la entrega a domicilio. Los profesionales habrán realizado un curso intensivo de reuniones, talleres y consultas en línea. Los hábitos habrán sido interrumpidos.

Este futuro se vislumbra en aspectos como:

  • Una generación emergente "en crisis" aprovechará el día para alentar el ahorro continuo de emisiones de carbono y la reducción de la destrucción de los recursos naturales.

  • Las compañías que desean experimentar un rápido crecimiento después de esta crisis, pueden hacerlo si se vuelven competentes o cambian su propósito en áreas que son relevantes para la recuperación económica y social.

  • Les irá bien si pueden capitalizar las mentalidades, actitudes, percepciones y comportamientos transformados de clientes y consumidores. Esto es lo que permitirá una ventaja competitiva estratégica en una economía post pandémica.

De hecho, debido a la crisis del coronavirus, muchas actividades se han detenido. Sin embargo, al mismo tiempo, la innovación ha estado ocurriendo a un ritmo más rápido, por lo que la tecnología puede encontrar soluciones rápidamente.

En 2008, por ejemplo, Harvard Business Review publicó un artículo sobre cómo las empresas pueden expandir sus horizontes de mercado, capacidad y crecimiento aprovechando las contribuciones de sus usuarios. Ya tenemos las herramientas, digitales y de otro tipo, que hacen posible el trabajo con fines colectivos para personas de todos los ámbitos de la vida.

El experto de la Universidad de Salamanca, indica que en el campo tecnológico cada sector impulsará mayor innovación pues “nuevas necesidades exigen nuevas habilidades, por eso es que el emprendedor de hoy debe tener una formación muy sólida en nuevas tecnologías, hecho básico y fundamental en su formación. Por eso, los emprendedores deben ser especialistas y ser un número uno en el conocimiento de ese campo”.

Industrias en crecimiento post COVID-19

Las compañías que piensan en el futuro pueden reflexionar más estratégicamente sobre las crisis futuras que se avecinan, como nuevas epidemias o catástrofes climáticas, y proporcionar bienes y servicios de una manera significativa para evitar futuras crisis.

Esto significa repensar las innovaciones de productos y procesos (incluida la capacidad de recuperación de la cadena de suministro), pero también pensar en el valor agregado de las empresas o las nuevas empresas para la sociedad y en su impacto ambiental. Por lo que se requerirá un liderazgo resistente, solidaridad, colaboración institucional y la gran fuerza demostrada durante los bloqueos.

TE PUEDE INTERESAR: Webinar “Emprendedores aventureros del Siglo XXI”

 

Según algunos expertos, el futuro se encuentra apuntando hacia:

  • Las industrias de compras en línea, entrega de alimentos, videojuegos o videoconferencias donde las empresas están en auge.

  • Las tendencias recientes en China ofrecen una idea de lo que es factible para las empresas. Por ejemplo, las compras y el entretenimiento en línea recibieron un gran impulso durante el cierre del coronavirus a través de plataformas en línea como Alibaba , Wechat y sus ecosistemas asociados.

  • La inteligencia artificial está ayudando a las salas de emergencia de los hospitales, mientras que la realidad virtual ha pasado de ser una herramienta de entretenimiento a un recurso valioso para capacitación técnica y mantenimiento.

  • De acuerdo con Global Shapers, la organización internacional de jóvenes perteneciente al Foro Económico Mundial, el 27% de los jóvenes de entre 18 a 35 años en América Latina, habiendo participado de ella México, El Salvador, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Nicaragua, Colombia, Argentina, Trinidad y Tobago y Paraguay, opinan que la educación es el área que más debe crecer con la adopción de las más recientes tecnologías.

En palabras del profesor Sánchez, “las actitudes y expectativas están cambiado. En América Latina y el mundo los avances en la educación online se verán aumentados y supone que en la región se retome el tema de esta transición digital. Este hecho obligará a que gobiernos y empresas puedan asegurar el acceso a internet, por ejemplo.”

Emprendedores profesionales para el futuro

Teniendo en cuenta este escenario y el hecho de que los emprendedores se hayan convertido en el motor número uno de creación de empleo en nuestras economías modernas, es imperativo que los gobiernos y los líderes empresariales aprendan lo que se pueden hacer entre sí y actúen de manera concertada.

Para el Doctor José Carlos, los nuevos emprendedores no deben perder de vista las bases sólidas de conocimiento. En primer lugar, deben saber detectar oportunidades y saber encauzarlas; es una competencia básica”.

Finalmente, los emprendedores que se vuelven competentes y se mueven rápidamente en estas áreas durante la crisis tendrán una ventaja estratégica sobre sus competidores en la economía post pandémica. Como concluye el Dr. Sánchez, un emprendedor siempre tiene que estar preparado, atento a la última novedad y estar al día. Esto exige una capacitación constante.

Está claro que el futuro post pandémico será diferente. Lo que sucede durante la crisis tendrá un impacto duradero en la sociedad. Los signos actuales de iniciativa emprendedora y buena voluntad nos dan un motivo de optimismo.

Recursos recomendados para ahondar en el tema:

Sobre el Dr. José Carlos Sánchez García:

profesor-jose-carlos-1Catedrático de Emprendimiento, en la Universidad de Salamanca.

Director de los Másteres: Desarrollo e Innovación del Emprendedor; Planes y modelos comerciales; Innovación social y economía solidaria; Innovación y Emprendimiento de Nuevas Tecnologías; Iniciativas Empresariales y Desarrollo de Oportunidades.

Director de doctorado en psicología. Director de IDEM (Grupo de Investigación en Innovación y Desarrollo del Emprendedor).

Director de la Cátedra de Emprendimiento (CEUSAL) de la Universidad de Salamanca.

Presidente de AFIDE (Asociación para la Formación, Investigación y Desarrollo del Emprendimiento). Consultor internacional sobre emprendimiento.

Nueva llamada a la acción

Publicaciones relacionadas

 
 

¿Quieres suscribirte a nuestro blog y recibir las últimas novedades?

Contenido hecho para que sigas creciendo como profesional: crecimiento laboral, liderazgo, marketing, negocios, ciencia & humanidades.

blog-email-subs