logo uvirtual 2020
Más Informacion
logo uvirtual 2020

| Blog

Más Informacion

Escribir es un acto básico de expresión, pero escribir literatura implica un reto que requiere dominar el lenguaje y creatividad para contar una historia que atrape. A través de una interesante charla con el Doctor Luis Arturo Guichard, docente del Máster de Escritura Creativa en Español de la Universidad de Salamanca, él nos introducirá a la escritura creativa y su importancia para el desarrollo de la literatura en la época actual. Además, hemos preparado un test para que pruebes tu comprensión del tema y tu conocimiento de las nuevas tendencias. 

Lee la entrevista y prueba tus conocimientos en este test

 

 

La evolución de la literatura y sus retos en la actualidad

Hablar de literatura es hablar de una de las artes más antiguas del mundo. Sencilla pero compleja, la literatura enfrenta a su creador con la hoja en blanco sin ningún otro recurso más que el lenguaje, esa herramienta que utilizamos todos los días para comunicarnos. A diferencia de otras disciplinas artísticas que requieren otros instrumentos, procesos más complejos o incluso personas, la literatura ha existido siempre como una expresión personal e íntima que demanda disciplina, compromiso e ingenio.

El origen de la literatura es hasta cierto punto incierto, muchas de las culturas antiguas desarrollaron a su modo manifestaciones para comunicarse de forma oral a modo de historias que pasaban de generación en generación, lo que luego evolucionó a la forma escrita valiéndose de pergaminos, papiros, tablillas, entre otros elementos, para dejar constancia de su conocimiento y experiencia. Debieron pasar muchos siglos hasta que las técnicas de oralidad y escritura evolucionaron lo suficiente para que surgieran obras que con el tiempo se consideraron como la génesis de la literatura por su valor artístico

La primera obra literaria de la que se tiene conocimiento es el Poema de Gilgamesh, una narración sumeria que data aproximadamente del año 2000 a.C. Si consideramos este como el punto de partida de la producción literaria, hablamos de más de 4 mil años de literatura, una extensa historia de un arte que durante su evolución se ha visto impregnada de ideas religiosas, políticas, científicas y filosóficas sufriendo un sinfín de transformaciones y ramificaciones hasta llegar a la época contemporánea en la que cuenta con diversos géneros y subgéneros que se entremezclan haciéndola más rica y diversa de lo que fue inicialmente.

Teniendo en cuenta que la literatura es tan antigua, actualmente existe el debate sobre si realmente se puede innovar en un arte en el que se ha dicho prácticamente todo, por ello el Doctor Luis Arturo Guichard nos invita a hacer un análisis partiendo de que para entender a la literatura desde nuestro presente debemos considerar dos conceptos: la tradición y la innovación:

  • Se le considera como la tradición literaria al conjunto de obras creadas a lo largo de la historia, misma que puede ser clasificada según la materia de estudio utilizando criterios como su época de creación, país, ideología o idioma.

  • Por otro lado, la innovación se da cuando el creador hace un recorrido de la tradición literaria significativa para sus propósitos, y la utiliza de forma personal como base y fuente de inspiración para producir obras nuevas.

Es en este momento cuando la mirada se posa sobre el escritor, y como nos dice el Doctor Guichard: “Para poder adaptarse a la nueva literatura, a lo que hay que escribir hoy en día, hay que conocer lo mejor posible lo que se ha escrito antes, hay que leer mucho y contar con una preparación profunda”, por ello como autor se necesita conocer la tradición para encontrarle un sentido nuevo para crear literatura vigente y acorde a nuestra época que, aunque reutilice elementos existentes, se adapten a una nueva escritura.

Ese análisis que menciona el Doctor Guichard en pos de la innovación invita también a conocer los diversos géneros literarios y sus fórmulas, porque ello permitirá utilizar los recursos necesarios para afrontar desde una perspectiva fresca, los retos de la literatura contemporánea. Como el menciona, los límites entre estos géneros que antes parecían ser intocables, ahora se han disipado para mezclarse y ofrecer textos mucho más atractivos y actuales.

Por ejemplo, una novela al estilo tradicional del siglo XIX sería una obra compleja de leer hoy en día, mientras que una que mezcle elementos de no ficción con un lenguaje poético, una narrativa de estilo teatral o que incluso adapte las herramientas de un guión, podría ser más atractiva para las necesidades de los lectores de hoy en día. De tal forma que es la mezcla de géneros lo que le da riqueza a la creación contemporánea y le permite innovar, porque para que la literatura siga avanzando, debe nutrirse de lo exterior y abandonar las formas decimonónicas que la atan a su pasado.

Podríamos decir entonces que para poder escribir bien, se requiere leer de forma adecuada. Poder enfrentarse a un texto con la capacidad de analizar su estructura, su uso del lenguaje, su intertextualidad, y otros elementos más, serán de total valía para los creadores para poder extraer de ellos los recursos que puedan apropiarse y utilizar al enfrentarse a la hoja en blanco para demostrar que la literatura todavía tiene mucho que decir.

Te recomendamos: Webinar Escritura creativa, constancia al servicio de la vocación literaria

 

La literatura y la transformación digital

Es indudable que la tecnología y las nuevas herramientas digitales han tenido un gran impacto en las personas prácticamente en cualquier rubro de la vida diaria. Nuestra forma de interactuar, informarnos y comunicarnos está cambiando y la literatura no se queda fuera de esta transformación.

Las nuevas tecnologías juegan un papel importante en la creación literaria contemporánea:

  • Desde software que facilita la creación de una obra.

  • Herramientas que permiten tener un mayor control de lo que se escribe.

  • Plataformas de publicación que no requieren de una editorial para hacer llegar un libro al público.

  • Redes sociales como instrumentos literarios por sí mismos.

Estos son solo una muestra de cómo se está adaptando a los nuevos tiempos dotando a los escritores de más armas para poder producir su obra pero también ampliando la oferta con formatos vanguardistas.

Desafíos en la industria literaria y para profesionales

Sin embargo, esto requiere encarar dos desafíos importantes por parte de la industria literaria:

  1. Por un lado conocer estos códigos y utilizarlos en favor de la creación artística para obtener resultados que realmente valgan la pena

  2. Por el otro, estar dispuestos a romper las formas clásicas de la literatura sin miedo a experimentar y adaptarse a los tiempos vigentes.

Pero no podemos perder de vista que así como la tecnología nos ha brindado estos beneficios, también le ha dado a todas las personas la capacidad de poder expresarse generando una oleada de mensajes de comunicación, haciendo que los autores tengan que hacer un doble esfuerzo para que su voz pueda ser escuchada.

El Doctor Guichard nos hace un apunte importante al respecto: "Es un hecho que vivimos en una época de proliferación de discursos de todo tipo; a diario estamos expuestos a una avalancha de discursos que nos llegan por muchos medios: desde los tradicionales como el periódico, que supone un conjunto de opiniones filtradas; o los libros que han sido trabajados por editores, traductores, etc.

Pero también tenemos discursos de la nada que podríamos considerar como "salvajes", mensajes que han salido directamente de la opinión de quien los expresa. En este sentido, el experto comparte que “la democratización de la comunicación nos ha brindado eso, es un fenómeno que ha permitido que todo el mundo pueda dar su opinión sin depender de intermediarios que tradicionalmente han ostentado el poder mediante instrumentos en los que no permiten hablar a cualquiera, pero en una herramienta como un blog uno puede decir absolutamente cualquier cosa sin rendirle cuentas a nadie".

Quizá esa democratización ha llegado al extremo de eliminar los filtros, por eso un creador debe trabajar con paciencia y adoptar la autocrítica como una práctica que le permita hacer una pausa, analizar muy bien su trabajo y cuidar todo lo que pone a disposición del público combatiendo el impulso de querer hacerse visible de manera instantánea, todo esto con el objetivo de ganar el respeto de sus lectores al cuidar su contenido.

Otro de los retos significativos que el Doctor Luis Arturo señala para los escritores en la actualidad es el de mantener la atención de los lectores pues la forma en que las personas están consumiendo contenidos actualmente está cambiando nuestra manera de percibir las cosas, de pensar y de funcionar como individuos, pero puede atraer también ventajas si se aborda estos retos de forma adecuada.

De acuerdo con Accenture Limited, empresa multinacional de consultoría estratégica y servicios tecnológicos:

  1. Las actitudes, los comportamientos y los hábitos de compra de las personas están cambiando, y muchas de estas nuevas formas permanecerán después de la pandemia.

  2. Las personas consumen más conscientemente, compran productos locales y adoptan dinámicas digitales.

  3. Para gestionar el aislamiento, los consumidores están utilizando lo digital para conectarse, aprender y jugar, y lo seguirán haciendo.

Esta aceleración de consumo de contenido implica que los creadores deben adaptarse a esa velocidad a través de formatos cortos e inmediatos que puedan ser leídos de una manera más inmediata sin perder su significado ni profundidad.

¿Por qué escribir en la época actual?

La crisis actual nos obliga a entender las amenazas que afectan a los creadores de bienes artísticos y particularmente de las dificultades del mundo literario que deben sortear los escritores. De inicio, a pesar de su aura como un arte indispensable para el desarrollo de la cultura, la literatura forma parte del mundo comercial en la que su valor es percibido en términos económicos, como cualquier otro producto.

Partiendo de que los libros son objetos que deben ser adquiridos por los lectores a través de canales de distribución, debemos considerar que la oferta literaria de la que pueden disponer las personas es muy extensa. Según cifras del CERLAC (Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina), desde 2010, cada año se registran tan solo en América Latina más de 100 mil libros con ISBN (International Standard Book Number en inglés), el cual es el identificador único estandarizado a nivel mundial para catalogar libros, ​previsto con fines comerciales.

Descubre en esta infografía el futuro de la literatura en América Latina

 

Esto representa que en la estantería de una librería común, la obra de un escritor debe competir contra miles de libros, entre novedades, reediciones y traducciones de todo el mundo. Como apunta el Doctor Luis Arturo, “ni el mismo Aristóteles, uno de los pensadores más importantes de la historia de la humanidad tuvo a su alcance tantos libros y conocimiento como los tenemos nosotros ahora en que el acceso a la cultura es tan sencillo, a diferencia como hace algunos siglos en que sólo las clases altas tenían acceso a ella.”

Esto pone sobre la mesa algunas preguntas clave para aquellos interesados en escribir: ¿Por qué debería escribir? ¿Quién va a leerme? ¿Podrá mi voz sobresalir entre un mar de otros autores que buscan forjarse un camino en el mundo literario? Las respuestas no son sencillas, pero lo que sí está claro es que la literatura ha sido siempre, más que una carrera, una vocación. Se escribe porque se ama las historias, porque se ama los versos, porque se ama las ideas, y mientras esa pasión persista, la literatura encontrará siempre una forma de salir a la luz.

En resumen:

  1. Este es un momento parteaguas para la literatura: la búsqueda inagotable de la innovación, la introducción de las herramientas tecnológicas a un proceso que anteriormente se limitaba a la exclusivamente a la habilidad del autor, la cada vez más escasa atención de los lectores y la saturación de mensajes a la que los seres humanos somos expuestos todos los días son algunos de obstáculos que el escritor enfrentará cuando asuma la difícil tarea de creación.

  2. Es por ello que la preparación juega un rol vital ante esta labor que requiere cada vez más el rigor de la profesionalización como el camino que brinde el conocimiento y las herramientas necesarias para dejar de confiar en la musa de la inspiración como la panacea para un arte que exige disciplina, método y, hoy más que nunca, estudio dinámico y de calidad.

El Doctor Luis Arturo Guichard recomienda:

Como parte del Programa de Máster de Escritura Creativa en Español por parte de la Universidad de Salamanca y un profesor con una larga trayectoria, el Doctor Guichard sabe que la literatura es un esfuerzo de largo aliento, por eso nos recomienda un par de obras del aclamado escritor japonés Haruki Murakami: De qué hablo cuando hablo de correr y De qué hablo cuando hablo de escribir son textos que nos recuerdan que la literatura es un músculo que el autor desarrolla con la práctica exhaustiva y que solo con disciplina se adquiere el hábito de soltar la pluma y desarrollar un estilo propio.

 

Sobre Luis Arturo Guichard

luis-arturo-guichardLicenciado en Letras Clásicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Doctor en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca con Premio Extraordinario de Doctorado y Premio de la Sociedad Española de Estudios Clásicos a la mejor tesis doctoral del año 2002. Coordinador del Máster Universitario en Textos de la Antigüedad Clásica y su Pervivencia en la Universidad de Salamanca. Docente del Máster de Escritura Creativa en Español en la Universidad de Salamanca. 

New call-to-action

Publicaciones relacionadas

 
 

¿Quieres suscribirte a nuestro blog y recibir las últimas novedades?

Contenido hecho para que sigas creciendo como profesional: crecimiento laboral, liderazgo, marketing, negocios, ciencia & humanidades.

blog-email-subs