<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1711051965583475&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 
Solicitar Información

Atraer, potenciar y retener el talento es uno de los puntos claves para el progreso de las organizaciones, y para ello, es necesario implementar estrategias dinámicas que utilicen procesos comunicacionales innovadores, como el coaching o el mentoring: dos tipos de metodología ideales para desarrollar las habilidades de tus colaboradores.

En las próximas líneas conocerás más detalles acerca de ambas herramientas como parte de la estructura de una organización, pues tanto el coaching como el mentoring han generado excelentes resultados en las organizaciones más destacadas en base a una práctica continua:

Coaching: entrénate hacia la proactividad

Coaching: entrénate hacia la proactividad

Esta técnica ayuda a develar las necesidades concretas de cambio en las organizaciones y sus líderes, guiándolos hacia la toma de conciencia de las facultades que poseen para lograr los objetivos institucionales. Un coach no maneja todas las soluciones, sino te brinda las herramientas para alcanzarlas.

En ese sentido, la eficacia del coaching se basa en la habilidad del consultor para realizar las preguntas correctas que propicien la creatividad y la autonomía, generando un ambiente horizontal y de autocorrección en la organización. Además, si el coach cuenta con una certificación de confianza, esto garantizará el rigor en su desempeño.

El doble beneficio del mentoring

El doble beneficio del mentoring

Es importante formar mentores entre los colaboradores con más experiencia en la organización para orientar en sus primeros proyectos a los nuevos equipos que se vayan formando. Esto es mejor que realizar consultorías externas debido a que el mentor conoce desde adentro todas las particularidades de la institución.

Sin embargo, debemos recordar no sobrecargar al mentor, para lo cual se le debería exonerar de algunas tareas temporalmente. En esa línea, vemos que el mentoring tiene un doble beneficio: sirve como reconocimiento a la trayectoria del mentor, y además, contribuye a forjar una relación entre los nuevos colaboradores con los antiguos.

Evalúa otros casos

Evalúa otros casos

Como hemos visto, los procesos comunicacionales como el coaching y el mentoring son fundamentales para potenciar las habilidades de los colaboradores en un mercado laboral con amplios niveles de rotación, ya que las características de estas herramientas posibilitan al mismo tiempo la capacitación y la retención del personal.

Al formar trabajadores comprometidos, estas técnicas también contribuyen a una mejor atracción de capital humano, y por lo tanto, a una gestión integral del talento. Especialízate en esta nueva tendencia con el máster online en Dirección de Personas y Gestión del Talento Organizacional de la destacada Universidad de Salamanca.

Máster en Dirección Estratégica de Personas y Gestión del Talento Organizacional

 

Publicaciones relacionadas

 
 

¿Quiéres suscribirte a nuestro blog y recibir las últimas novedades?

Contenido hecho para que sigas creciendo como profesional: crecimiento laboral, liderazgo, marketing, negocios, ciencia & humanidades.

blog-email-subs