Solicitar Información

Cada vez las expectativas de los consumidores son más exigentes debido a la enorme oferta de productos y servicios existentes en los mercados mundiales. Es por ello que la calidad de los mismos es la base  fundamental del éxito o fracaso de las empresas y con ello de su competitividad en los sectores en los que éstas se desenvuelven.

Satisfacer esas expectativas totalmente es el objetivo principal de todos los procesos, mecanismos y herramientas aplicados y ejecutados para gestionar la calidad en las empresas. Estos han sido, a lo largo de las últimas décadas, analizados y perfeccionados por diferentes especialistas y catedráticos en aras de encontrar un sistema eficaz que garantice el cumplimiento de todas las exigencias.

Pero, ¿qué se entiende exactamente por calidad? Esta ha sido definida por uno de los gurús más importantes en la materia, Edwards Deming, como aquella que traduce “las necesidades futuras de los usuarios en características medibles, solo así un producto puede ser diseñado y fabricado para dar satisfacción a un precio que el cliente pagará; la calidad puede estar definida solamente en términos del agente”.

etapas-de-gestion-de-calidad-en-las-empresas

Por otra parte, Kaoru Ishikawa, otro de los estudiosos que han teorizado al respecto, afirma que la calidad no solo se refiere a las especificaciones con las que cumple un producto o servicio, sino también a la calidad del trabajo, de la información, de la gente, del sistema, de la compañía, de los objetivos, etc. Esto garantiza ir definiendo y midiendo la calidad desde el principio y no al final de los procesos.

Es precisamente esta perspectiva global e integradora la que hizo evolucionar el concepto de calidad, de un simple proceso de inspección a un conjunto de mecanismos perfectibles que involucra a todas los departamentos de las empresas y además, no solo considera a cliente final, sino también a los empleados, a los proveedores, accionistas, directivos y todos los colaboradores.

Sí, quiero acceder

Etapas de gestión de calidad en las empresas

Siguiendo con la idea anterior, se deduce que una visión integradora del concepto de gestión de calidad, implica también un sistema que integre y optimice todos los procesos que finalmente tienen una repercusión en el producto final.  

Para Lluís Cuatrecasas y Jesús González en su libro Gestión integral de la calidad, una correcta gestión de la calidad “supone la planificación, diseño y desarrollo de productos y procesos en el marco de una organización y gestión de los recursos humanos para la calidad, así como la adecuada implantación y control de calidad y su certificación final”.

Estos autores han organizado en un modelo la forma en el que debería gestionarse la calidad en las empresas, apoyándose en una serie de técnicas tradicionales y más innovadoras, que miden las variables, desde el control estadístico de procesos, el diseño estadístico de experimentos, hasta el análisis modal de fallo y sus efectos.  A continuación presentamos las etapas de gestión en el orden correcto.

infografia-UVIRTUAL-5

 

Importancia de la gestión

Una eficiente gestión y control de calidad en todas las áreas de la empresa garantiza un aumento de la productividad y la rentabilidad. Esto debido a que a mayor gestión de calidad, menores son los accidentes, errores, reprocesos y reparación de productos fallidos, lo cual se traduce a su vez en una reducción de los costos. Por otro lado, Juan Antonio Giménez y otros autores en un artículo académico de 2014, enumeraron las siguientes ventajas derivadas de dicha gestión:

  • Satisfacción de las necesidades y expectativas de los clientes internos y externos
  • Optimización de los procesos en todas las áreas de la empresa
  • Mayor compromiso de la dirección y un liderazgo activo
  • La implicación de proveedores en el sistema de calidad de la organización
  • La participación de todos los empleados y la promoción del trabajo en equipo
  • La identificación y gestión de los procesos clave y el desarrollo de una visión de calidad .

Una correcta gestión le imprime calidad a todos los procesos de las empresas generando como resultado total un engranaje óptimo que funciona concatenadamente al servicio de las expectativas del cliente, quien es el centro de todo el sistema y la razón de ser de las empresa.

Para lograr cada vez sistemas y gestiones de calidad más eficaces y al mismo tiempo más responsables con los consumidores, hace falta también profesionales bien formados que aborden estos procesos con un enfoque integrador e dor. Para especializarte en estos temas, puedes solicitar información sobre nuestro Magíster en Gestión de Sistemas Integrados de Calidad y Seguridad Industrial.

gestión de sistemas integrados de calidad y seguridad industrial

 

Publicaciones relacionadas

 
 

¿Quieres suscribirte a nuestro blog y recibir las últimas novedades?

Contenido hecho para que sigas creciendo como profesional: crecimiento laboral, liderazgo, marketing, negocios, ciencia & humanidades.

blog-email-subs